Tienes una entrevista de trabajo en inglés y ya has empezado a sudar. ¿Qué me van a preguntar? ¿Entenderé todo lo que me digan? Los nervios pueden jugarte una mala pasada en la entrevista, por eso, prepararla antes es fundamental. Si te encuentras en esta situación, los consejos que vas a descubrir te serán de gran utilidad. ¿Los descubrimos juntos?

Recopila toda la información posible sobre la empresa

Para preparar una entrevista de trabajo en inglés e ir reduciendo tus niveles de estrés debes recopilar toda la información que puedas sobre la empresa. Analiza cuál es su actividad, los proyectos que tienen en curso, el puesto al que estás optando y las competencias que se te requieren.

Todo esto, te permitirá saber algo muy importante y es el inglés que utilizan en esa empresa. ¿Suele ser más formal o coloquial? ¿Tienen algunas palabras o expresiones concretas que podrían valorar positivamente? Cuando prepares tu entrevista de trabajo en inglés no te olvides tener esto en cuenta.

El beneficio que te reportará este análisis previo será que puedas comprender todo lo que te digan durante la entrevista de trabajo en inglés. Tus entrevistadores se quedarán sorprendidos si eres capaz de entender la jerga y utilizarla cuando, todavía, no formas parte de la empresa. Por lo tanto, no desmerezcas ninguna información con la que te encuentres porque seguro qué te será de ayuda.

Prepara una breve exposición

En algunos momentos de la entrevista de trabajo en inglés tendrás que hablar sobre tus puestos de trabajo anteriores, la experiencia que has adquirido, todos los méritos que has logrado… No permitas que esto te pille desprevenido y prepáralo antes para que puedas hablar con fluidez.

También, te recomendamos que prepares para tu entrevista de trabajo en inglés algunos ejemplos con los que les podrás demostrar a tus entrevistadores que trabajas bien en equipo o que eres una persona que sabe gestionar a un determinado número de personas. Escoge la anécdota que mejor te puede ayudar con esto. Prepararlo evitará que titubees o que elijas contar una que no sea especialmente llamativa o relevante.

Asimismo, aprovecha y repasa los tiempos verbales. Este es uno de los errores más frecuentes que puedes tener durante una entrevista de trabajo en inglés debido a los nervios. Por eso, prepararla previamente te permitirá atender a estas posibles equivocaciones que puedes cometer con respecto a los tiempos verbales.

Practica las respuestas a las preguntas típicas

Como sabes, hay preguntas típicas con las que te vas a encontrar en tu entrevista de trabajo en inglés. Por ejemplo, qué consideras que le puedes aportar a la empresa o cuáles son tus puntos fuertes. Si no quieres quedarte sin palabras o dudar en tu respuesta, es mejor que practiques las respuestas antes.

En este punto, puedes investigar sobre expresiones útiles que no solo te ayudarán a comunicarte mejor, sino a impresionar a las personas que te estén realizando la entrevista de trabajo en inglés. Algunos ejemplos pueden ser “background” para hacer referencia a tu trayectoria profesional o “a good fit” con lo que podrás expresar que eres el candidato idóneo para el puesto.

¿Ya has apuntado todos estos consejos? Recuerda que en una entrevista de trabajo en inglés puedes llevar unas pequeñas notas en un cuaderno o papel. Así que no olvides hacer un breve guion para esos momentos de nervios en los que puede que pierdas el hilo. Llevar unas notas apuntadas hará que los entrevistadores vean que te has preparado la entrevista y que tienes verdadero interés por el puesto de trabajo.

Cualquier entrevista de trabajo en inglés te aconsejamos que la prepares lo mejor posible. Aunque los consejos mencionados te pueden ser de utilidad, no dudes en seguir practicando inglés en Idiomas Watson. Además, podrás beneficiarte de clases en las que te enfrentarás a simulacros de cómo te defenderías en una entrevista de trabajo. Sin duda, algo sumamente útil, ¿no crees?