Aprender inglés puede ser mucho más divertido y fácil para tu hijo, a diferencia de otras materias menos atractivas,  si se usan las herramientas adecuadas para trasladar las bondades del idioma de manera sencilla; el aprendizaje con un profesor nativo es una de las opciones con más beneficios y que más agradecen los alumnos a lo largo del tiempo, ¿sabes por qué?

La comprensión será mucho mejor

Una de las complicaciones que tendrá tu hijo a la hora de aprender inglés será la capacidad para comprender el idioma, especialmente fuera de las fronteras de un profesor español que pronuncia de manera marcada y facilitando el entendimiento, ya que al enfrentarse a los sonidos nativos puede que note que en realidad no ha aprendido tanto como creía.

Si tu hijo se acostumbra a tomar clases con un profesor nativo y escuchar regularmente un acento extranjero seguramente su capacidad de comprensión aumentará de manera muy eficaz y rápida, conociendo el idioma de forma práctica y útil las formas de expresión y cómo se aplican en la realidad.

Pronunciará como un nativo

Habitualmente los profesores que no son nativos tratarán de estructurar las clases de forma académica y se centrarán en que tu hijo comprenda las estructuras, vocabulario o tiempos verbales que corresponden a su nivel de inglés sin preocuparse en exceso de la pronunciación de otras palabras que puedan surgir pero que todavía no forman parte de la lección.

Por otro lado, el profesor nativo siempre se ocupará de la pronunciación y la corregirá independientemente del tema que se esté tratando o el nivel de inglés, ya que no entenderá las palabras que tu hijo pronuncie de manera incorrecta y tendrá la tendencia natural de generarle el hábito de la buena pronunciación.

Se divertirá con la cultura y las expresiones

Si tu hijo es de los revoltosos, de los que les cuesta sentarse a estudiar y de los que se aburren cuando las clases son poco estimulantes el aprendizaje con profesor nativo le beneficiará sin ninguna duda, ya que las clases serán más dinámicas y mucho más orgánicas sin necesidad de convertirse en una serie de “lecciones”.

Uno de los motivos es que un profesor nativo podrá enseñar a través de la cultura de su país y despertar la curiosidad de tu hijo, o también utilizar otras herramientas como las expresiones coloquiales del inglés que a tu hijo le divertirá aprender y le resultará mucho más ameno que el método tradicional.

Aprenderá de verdad y no sobre el papel

En las edades escolares es muy común que se imparta el inglés de forma muy académica con la intención de aprobar exámenes o certificados, pero puede ser un dinero y un tiempo tirado si tu hijo no sabe desenvolverse en el idioma realmente o tener la capacidad de charlar con extranjeros.

Un importante de beneficio de las clases con profesores nativos es que con el mismo esfuerzo o menos, y de manera orgánica y amena tu hijo aprenderá un inglés real con el que se está comunicando de verdad con una persona de otra nacionalidad, así que esto le servirá en el futuro para viajar o trabajar en otro idioma.