Llevamos menos de un mes de 2020 y ya deberíamos estar en marcha con nuestros propósitos año. ¿El tuyo era aprender inglés y aún no has empezado? No te preocupes porque en este artículo te damos la solución para que aprendes inglés de una forma sencilla, rápida y cómoda. Se trata de una forma de aprender este nuevo idioma sin necesidad de hacer un esfuerzo añadido, simplemente mediante las redes sociales. ¿No nos crees? Acompáñanos en este artículo y te lo demostramos.

El inglés es la lengua extrajera mayoritaria en nuestro país, España, por eso es normal que mucha gente se preocupe en aprenderla. Los padres llevan a sus hijos desde niños a academias de inglés; en la Universidad te exigen un certificado mínimo para poder obtener el título; y cuando eres adulto y estás trabajando, necesitas el idioma para leer documentos o para relacionarte con sedes de tu misma empresa de otro país. Por un motivo o por otro, estamos vinculados al inglés.

Las redes sociales se han convertido en la herramienta perfecta para que incrementemos nuestros conocimientos del inglés y todo con el mínimo esfuerzo, sin hacer nada que no hiciéramos ya en nuestro día a día. Vivimos conectados a las redes sociales desde que nos levantamos hasta que nos acostamos y hoy en día es imposible imaginarse este mundo globalizado sin un post de Facebook, una nueva imagen de Instagram, o un ingenioso comentario de Twitter.

Cambia la configuración de tus apps

El primer consejo que nos puede hacer aprender inglés gracias a las redes sociales es poner nuestras aplicaciones en este idioma. Parece una tontería, ¿verdad? Pues no lo es. Consiste en adquirir a nuestro vocabulario palabras básicas e intuitivas, como lo pueden ser ‘login in’, ‘post’ o ‘send a message’. Cambiar la configuración y ponerla en inglés nos hará mejorar mucho nuestros conocimientos, ganar una gran soltura y familiarizarnos mucho con el idioma.

Consultar perfiles anglosajones

Si este consejo no se adapta con tu perfil porque no quieres cambiarte el idioma de la aplicación, tenemos otro consejo para ti. Si eres de los que te gusta leer noticias, ahora puedes hacerlo en redes sociales de diarios anglosajones; si eres de los que te gusta la mola, ¿por qué no cotillear las últimas tendencias de las marcas de la 5ta Avenida?; o si más bien te gusta el cachondeo, atrévete a consumir post graciosos en inglés. Soluciones sencillas que nos pueden hacer mejorar nuestro nivel a pasos agigantados.

Conecta con la gente

Y es que no podemos olvidar, que uno de los puntos fuertes de las redes sociales, y quizá su principal característica, es que permite conectar a gente diversa de todo el mundo. De esta forma, tengas la configuración de las aplicaciones en inglés o en español, puedes hablar con gente de otros países en este idioma, ya sea gente conocida o desconocida. ¿Te atreverías a abrir un chat de Facebook y hacerlo en inglés? ¡Seguro que sí!

Vivimos en una oleada de usuarios en redes sociales Instagram, Facebook, LinkedIn, Snapchat, TicToc e incluso Twitter, la res social de los mensajes cortos. Esta última aplicación te permite seguir información mediante #. ¿Y si un día nos lanzamos a la piscina e intentamos seguir, y participar, en una conversación sobre un # en inglés? Este puede ser otro consejo para aprender el idioma, las conversaciones onlines son mucho más sencillas y más si dominamos el tema del que se está hablando en el hilo de Twitter.

Otro ejemplo concreto que va ganando mucha fuerza estos últimos años es la actualización del perfil de LinkedIn. Hablamos de una red social profesional donde los usuarios cuelgan sus CV para que otros perfiles del gremio puedan verlos o para solicitar ofertas de trabajo. ¿No pensáis que si ponemos el CV en inglés conseguiremos llegar a un abanico más amplio de usuarios y empresas? Y además ¿no demostraremos que tenemos el nivel de idioma suficiente que el puesto requiere? ¡Truco a la vista!

En conclusión, aprender inglés gracias a las redes sociales es algo muy sencillo y que está al alcance de nuestra mano. Solo tenemos que ponerle ganas, ilusión y un poco de sacrificio para conseguir introducir esta nueva lengua en nuestro día a día. Consejos tan básicos como cambiar el idioma de la configuración de nuestras aplicaciones o leer y postear contenido en inglés pueden ser de gran ayuda para esta carrera de fondo que son los idiomas.