fbpx

Aprender un idioma se ha vuelto la prioridad en la vida de muchas personas, además de ser un tema que muchos padres han empezado a inculcar a los más pequeños. Después de todo, las clases de inglés no solo pueden abrir más oportunidades en el futuro. También influyen de manera positiva en el desarrollo cognitiva de los niños, así como les ayuda a crear nuevos métodos de estudio.

Sin embargo, aprender un nuevo idioma puede ser complicado, sobre todo cuando se tiene en cuenta que se debe enseñar temas como verbos, gerundios y otros aspectos complicados de gramática. Es por ello que existen edades ideales para apuntar a un niño a este tipo de aprendizaje. Por otro lado, existen muchos más factores más allá del nivel escolar que afectan en esta decisión. Aquí te lo contamos todo.

Lo que debes considerar antes de apuntar a tu hijo a clases de inglés

El principal factor que se considera a la hora de apuntar a un niño a clases de inglés es la edad. Se ha comprobado de manera profesional que los niños menores a tres años son los mejores para aprender nuevas habilidades, ya que su cerebro es como una esponja. Son capaces de aprender en tiempo récord y además incorporar los nuevos conocimientos de manera natural en su vida diaria. Es por ello que los niños pueden aprender su lengua materna tan rápido y sin clases.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, en esa edad, el conocimiento es principalmente empírico. Por lo tanto, aunque el niño será capaz de hablar de manera fluida, no conocerá nada sobre gramática ni el funcionamiento del idioma. Las clases de inglés vienen ideales luego de los tres años, cuando tu hijo ya es capaz de reconocer las letras y leer en su lenguaje nativo de manera comprensible.

¿Entonces deberías apuntar a tu hijo a las clases después de los tres años?

Lo cierto es que no hay respuesta fija para esta pregunta. En promedio, los niños mayores a tres años podrán adquirir un mayor abanico de conocimiento y sacarles mayor provecho a las clases de inglés. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada individuo es único y existen casos excepcionales de niños con capacidades de aprendizaje extraordinarias. Además, no todas las clases son iguales: cada una ofrece enfoques y métodos de estudios diferentes.

Por lo tanto, antes de apuntar a tu hijo a clases de inglés, primero debes considerar si realmente está preparado para tal reto. Además, también será necesario que tomes en cuenta las técnicas de enseñanza que se apliquen en el curso que vayas a pagar. Con estos dos aspectos combinados, podrás determinar si le será relativamente sencillo acostumbrarse al nuevo idioma o simplemente se verá atascado en su dificultad.

Las claves para que tu hijo tenga éxito en las clases de inglés

Cabe destacar que no importa la edad de tu hijo, si quieres que de verdad tenga éxito en las clases de inglés, deberás ofrecerle tu apoyo tanto moral como intelectual. Así como sucede con las tareas del colegio, deberás ayudarles con las asignaciones de inglés. Estos son algunos consejos que puedes seguir:

Apuntar a tu hijo en clases bilingües

Si quieres que tu hijo comprenda de manera efectiva las clases de inglés, su conocimiento del español también debe ser óptimo. Si en su escuela les dan importancia a ambas materias, podrás asegurar que su aprendizaje será más rápido y con mayores ventajas.

Practica con tu hijo

La clave de aprender un idioma, no importa cuál sea, es practicar de manera constante. Por lo tanto, asegúrate de ayudarle en su aprendizaje y crea dinámicas y juegos para que pueda practicar de manera sencilla y a diario. A la larga, los resultados se mostrarán en su fluidez y podrá dominar el idioma de manera más eficiente.

error: COPYING DISABLED!
× ¡Déjanos un mensaje!