El verano no debe ser motivo para descuidar la educación y el intelecto. Las épocas de vacaciones tan prolongadas como estas son ideales para aprender a través de un curso de inglés o reforzar el aprendizaje de este. En Valladolid existe una inmejorable alternativa para hacerlo rodeado de los mejores paisajes, de calles llenas de propios y extranjeros y un clima que ayuda a rendir cada día con energía.

Aunque Valladolid sea considerada una ciudad muy española, por sus arraigadas tradiciones y sus históricos paisajes y arquitectura. En verano se convierte en un sitio ideal para realizar un curso de inglés, dándote todas las herramientas para aprender mientras conoces o descubres la ciudad plagada de turistas de todas partes del mundo.  Es por ello que existe más de una razón para reforzar tú inglés poniéndolo en práctica.

  1. Un clima agradable

En Valladolid, aunque su máxima puede llegar en verano a 30º centígrados, es mucho más tolerable y jamás se comparará con temperaturas alcanzadas en la capital, ni tampoco presenta precipitaciones que puedan arruinar algún día de paseo.

  1. Tiempo para recorrerla en bici

Valladolid aunque es una ciudad importante no es tan grande como otras capitales, y te permite recorrerla en bici e ir a tu curso de inglés sin problemas, al tiempo que conoces los rincones más hermosos de la ciudad. Conseguirás paradas de bici del ayuntamiento en toda la ciudad.

  1. Despéjate y cambia la rutina

En verano, quizás lo que menos provoque es entrar de nuevo a un salón de clases, pero en Valladolid no sentirás que estas en una cansona clase de un curso de inglés. Podrás aprender con un nuevo paisaje y sin la presión de una nota que te limite.

  1. Harás nuevos amigos

Al entrar el verano se está más dispuesto a conocer nuevas cosas, nuevas ciudades y nuevas personas. Un curso de inglés rodeado de gente nueva, te abrirá las posibilidades de aprender a interactuar más y a ser más sociable. Y al final del curso tendrás algo que contar a tus amigos del colegio o del trabajo.

  1. Refuerza lo aprendido

Date la oportunidad de conocer Valladolid reforzando tu inglés en una ciudad que lo tiene todo para interactuar con nuevas personas y poner en práctica con los turistas lo aprendido.

  1. Llegan más y nuevas películas

Valladolid se prepara para recibir nuevas y más películas extranjeras. Mientras pasas el verano conociendo y descubriendo esta interesante ciudad, también podrás asistir a muchas de sus salas de cine que ofertan películas en su idioma inglés original.

  1. Conoce sus Museos

La historia Medieval y gótica de Valladolid se cuenta en su arquitectura y en sus museos. UN lugar perfecto para interactuar al salir del curso de inglés, si eres osado, con los miles de extranjeros que visitan la ciudad y en especial sus museos para conocer su historia.

  1. Intensivo con buenos resultados

Quizás parezca mucha información en poco tiempo, pero lo cierto es que un curso de inglés en verano puede ayudarte a captar mucho más rápido. El contexto te servirá para captar mejor y los intensivos resultan una excelente terapia de choque.

  1. Trazas nuevas metas

El verano es para relajarse. Muchas veces se deja atrás todo para luego remontar. Un curso de inglés es una meta que puedes trazarte sin preocuparte por mucho más que al finalizar tu clase, seguir recorriendo Valladolid.

  1. Sentidos alerta

Entras en vacaciones y parece que estés todo el tiempo alerta para algo nuevo. Los sentidos están dispuestos a absorber todo, así que en Valladolid además de vivirla intensamente en verano también lograrás abrir tu oído y el resto de tus sentidos para aprender inglés.